NUESTRA HISTORIA
En el año 93, ante los cambios climáticos ocasionados por la corriente de EL Niño, el campo argentino estaba padeciendo las inundaciones. Ante la preocupación de los mismos productores agropecuarios afectados, visitan el taller de Alzuarte  Hnos, que por ese entonces se dedicaba a trabajos de herrería y tornería, mostrando interés de que desarrollen en San Andrés de Giles, la doble tracción para cosechadoras. Sin esperar más tiempo, asumieron el riesgo y comenzaron con el trabajo. En pocas semanas se logra el primer prototipo sobre una Vasalli 316.
No todo fue sobre rieles. Al ser la primera cosechadora, empezaron a surgir problemas que se iban solucionando sobre la marcha, llegando al producto final y pudiendo satisfacer las necesidades de los productores.
Ante esta experiencia, Alzuarte Hnos se vuelca a desarrollar y perfeccionar el sistema de doble tracción para cada una de las cosechadoras existentes en el mercado. A medida que surgían distintas marcas y modelos de cosechadoras, se iba adaptando para tal.
Para el año 2000 se perfeccionó el sistema de doble tracción, las cosechadoras eran de modelos más grandes y nuevas, se perfeccionó el acople y desacople automático desde la cabina, mejorando y respetando altura de la máquina. radio de giro, adaptación y fijación del sistema a la cosechadora sin modificación estructural de la misma.

Hoy nos encontramos en una planta de 10.000 metros cuadrados, con capacidad para atender en tiempo y forma la demanda.